Llámanos: 670479182 | Escríbenos

¿Cómo debe ser una terapia psicológica en adicciones?

By 8 septiembre, 2020Adicción

Los trastornos adictivos son considerados uno de los problemas psicológicos más estables y arraigados. Sin embargo, esto no significa que no puedan ser tratados e incluso superados en una amplia mayoría de casos.
A continuación, vamos a detallar algunos de los aspectos esenciales del trabajo terapéutico en adicciones que han demostrado su eficacia:

1. Entrevista motivacional:

Su objetivo principal es lograr que la persona adquiera la motivación suficiente para desarrollar unos hábitos de vida saludables. Aquí se hace fundamental transmitir una adecuada información acerca de que todo cambio supone un esfuerzo y un coste personal, y que será necesario cierto nivel de sacrificio para alcanzar las metas propuestas.

En ella resultan esenciales aspectos como la empatía, en la cual nos adentramos lo máximo posible en el mundo del paciente para tratar de comprenderle. Aquí son útiles frases del tipo “entiendo que te sientas mal cuando…”.

Gracias a la escucha activa, vamos haciéndonos una idea lo más realista posible del problema y demostramos a la persona que queremos ayudarle.

Por otra parte, debemos proporcionar al paciente información adecuada y clara, tratando de luchar contra las resistencias que podamos encontrarnos por su parte. Cambiar no es fácil, y habrá partes de su psique que no quieran hacerlo. Hemos de tratar manejarlas con suavidad, pero a la vez con firmeza.

Finalmente, esta fase busca dotar a la persona de una sensación de autoeficacia que le permita sentirse capaz de superar el problema. Para ello, desde el primer momento fomentamos su capacidad de decisión, su madurez y le animamos a valorar lo importante que resulta para la persona conseguir sus metas.

2. Terapia cognitivo-conductual y socioanalítica como parte de la terapia psicológica en adicciones:

Existen infinidad de modelos terapéuticos para la realización de una terapia psicológica en adicciones. Sin embargo, el tratamiento cognitivo-conductual ha demostrado una alta eficacia en este tipo de problemas, sobre todo en las primeras fases del tratamiento. Con ella, valoramos aspectos como:

*El abordaje de los problemas actuales.

*El establecimiento de metas realistas y consensuadas.

*El uso de técnicas empíricamente contrastadas para el manejo de problemas.

Para el trabajo terapéutico, existe una serie de técnicas cognitivo conductuales que pueden sernos muy útiles. Entre ellas destacamos:

  • El entrenamiento en habilidades sociales, destinado a manejar las situaciones de alto riesgo que inician o mantienen el consumo.
  • El entrenamiento en manejo del estrés, las cuales buscan reducir la ansiedad en los momentos más difíciles.
  • El entrenamiento en habilidades sociales, fundamentales para que el paciente aprenda a relacionarse de una forma más sana y auténtica.
  • El entrenamiento en habilidades comunicativas, para una mejor socialización y expresión de ideas y emociones.
  • El biofeedback, el cual ayuda a la toma de conciencia de las funciones biológicas de la persona, tales como su frecuencia cardíaca o la presión arterial.
  • La prevención de recaídas, en la que el paciente aprende a identificar situaciones de riesgo y cómo manejarlas.

Cuando se logra consolidar la abstinencia y el plano conductual es importante trabajar el propio autoconocimiento de la persona. Para abordar todas aquellas áreas más íntimas y cambiantes de la personalidad de modo que las situaciones cotidianas, que puedan aparecer por sorpresa, no supongan un riesgo permanente y puedan afrontarse desde el análisis riguroso de uno mismo y del contexto e interacción con los otros. A esto le llamamos intervención socioanalítica y es el método que hemos desarrollado en Fromm Bienestar para el éxito a largo plazo de los casos tratados y la mejora en el bienestar de las personas adictas y su familia. Para ello es imprescindible también la intervención socioeducativa, llevada a cabo por educadores sociales, que funciona transversalmente durante todo el proceso de recuperación.

3. Trabajo con la familia:

Un aspecto que no podemos olvidar en relación con la terapia psicológica en adicciones se encuentra en el trabajo con la familia.

La familia juega a veces un papel fundamental en la aparición o en el mantenimiento de la conducta adictiva. Por eso, es imprescindible un abordaje de su situación para facilitar la mejoría y recuperación del paciente.

Al tratarse de un sistema, muchas de las conductas que en ella se desarrollen van a influir en el adicto de manera directa. Aquí podríamos englobar aspectos tales como las discusiones familiares, los problemas económicos, un inadecuado manejo de la ira, la falta de empatía hacia el enfermo, etc.

Para trabajar estos aspectos resultan muy útiles tanto las terapias familiares como las terapias grupales formadas por familias distintas.

En ellas se logra poner de manifiesto las preocupaciones e inquietudes de algunos de sus miembros, fomentando un clima de calidez y reflexión que repercute positivamente en el adicto.

En resumidas cuentas, la adicción no es un problema nada sencillo de abordar. A veces encontramos resistencias en el adicto que pueden ponernos muy difícil avanzar, y tampoco siempre es fácil lograr que éste se sienta motivado para la terapia.

Por ello, resultarán fundamentales el desarrollo de una adecuada entrevista motivacional, en la cual debe primar la empatía; la puesta en marcha de una serie de técnicas y estrategias que ayuden al paciente a manejar mejor el problema, generalmente de tipo cognitivo conductual; y un adecuado trabajo con la familia, en el cual creemos un adecuado clima de cooperación y expresión emocional.

¿Quieres saber más? Nos tienes muy cerca de ti. Ven a conocernos hoy mismo.

Inma

Author Inma

More posts by Inma

Leave a Reply

Abrir chat

Te llamamos