Llámanos: 670479182 | Escríbenos

Cómo dejar de fumar porros sin ansiedad

By 18 noviembre, 2019Adicción, Desintoxicación, Porros
como dejar de fumar porros

El cannabis ha sido considerado durante mucho tiempo una droga blanda y, por lo consiguiente, menos peligrosa que otras sustancias como la cocaína, el MDMA o la heroína. Por esta razón, en muchas ocasiones, se le atribuye propiedades terapéuticas tales como analgésicas, relajantes, antidepresivas, etc.

Sin embargo, fumar porros de hachís o marihuana puede conllevar ciertos riesgos que debemos conocer. De hecho, existen evidencias estadísticas que relacionan el consumo de cannabis con preocupantes efectos adversos en la salud mental, tanto a corto como a largo plazo[1]. No solamente el consumo es peligroso, sino que podemos experimentar mucha ansiedad derivada del síndrome de abstinencia.

¿Quieres dejar de fumar porros y no sabes cómo? ¿Es mejor hacerlo poco a poco o dejar los porros de golpe? Si buscas los mejores consejos para dejar los porros sin ansiedad, te recomendamos seguir leyendo el siguiente artículo de Fromm Bienestar. Aquí encontrarás la información necesaria para conocer los efectos del cannabis sobre la salud mental y los beneficios de dejar de fumar porros.

Relación entre porros y ansiedad

Muchas personas creen que fumar tabaco o porros tiene un efecto relajante y esto les motiva a mantener su consumo. Sin embargo, esta información no es cierta: lo que ocurre en este tipo de consumidores es que, si no pueden fumar durante un cierto periodo de tiempo, experimentan nervios y ansiedad, la cual se disipa una vez pueden fumar, ya sea tabaco o cannabis. Este efecto se denomina síndrome de abstinencia.

Una de las diferencias entre fumar tabaco y fumar porros es el efecto psicoactivo que poseen estos últimos. Dicho efecto somete a un estado de inhibición al sistema nervioso, por lo que el cuerpo entiende que está más relajado. En realidad, lo que ha ocurrido es que el THC ha modulado las funciones de memoria, atención, dolor y actividad motora.  Además, a pesar de que su uso esté justificado por sus propiedades analgésicas y relajantes, estos aspectos ocupan un pequeño espacio frente al uso recreativo que ha tenido a lo largo de la historia y sigue teniendo a día de hoy.

“Fumé porros y me dio ansiedad”

¿Es posible sufrir un efecto contrario al esperado? En este caso, puede ser. Es importante tener en cuenta que los efectos atribuidos al THC siguen estudiándose dado que su funcionamiento en el sistema nervioso es muy complejo. No obstante, sí es posible sufrir una crisis o ataque de ansiedad como efecto inmediato tras fumar porros.

Esto puede deberse a dos de los efectos inmediatos del cannabis: la distorsión de la realidad y las taquicardias. Ambos efectos pueden generar una sensación de ahogo y nerviosismo que, si no se gestiona bien, puede producir un ataque de pánico en la persona que acaba de fumar cannabis. Además, se ha demostrado que a largo plazo, los porros también aumentan la ansiedad basal de las personas que lo consumen, esto conlleva más riesgo de sufrir trastornos de tipo ansioso o crisis de ansiedad.

¿Cómo dejar los porros: de golpe o progresivamente?

Una vez conocemos los efectos nocivos en nuestra salud, es posible que nos planteemos dejar de fumar porros. No obstante, como en cualquier adicción, es muy importante saber cuál es el mejor proceso para dejarlo. ¿Quieres saber cómo dejar de fumar porros? A continuación, encontrarás algunos consejos psicológicos para poder tratar esta adicción:

  • Es muy complicado dejar los porros solo y sin ayuda. Por esa razón, es importante que puedas hablarlo con un familiar o amigo para que te acompañen en el proceso.
  • Evalúa tu nivel de consumo: saber cuánto fumas diariamente puede ayudarte a tomar las medidas necesarias para cortar el consumo de hachís o marihuana. También puedes apuntar el dinero que gastas y utilizar este dato como reforzador en el proceso de rehabilitación.
  • Cada persona tiene sus propias necesidades individuales, por ello, si tu consumo es muy regular, es altamente recomendable que acudas a un centro de tratamiento de adicciones para que te ayuden a dejar de fumar porros.
  • Aunque siempre es más recomendable controlar los estímulos de golpe, lo más importante es que un experto te guíe y te ayude a controlar la ansiedad para dejar de fumar.

Los jóvenes son la población con más riesgo de desarrollar una adicción al cannabis ya que un inicio temprano en su consumo aumenta la probabilidad de desarrollar dependencia. Esto puede favorecer el abandono escolar, problemas en casa y el posible desarrollo de psicopatologías. Es por esa razón que la mejor manera de prevenir la adicción a los porros es controlar su uso y evitarlo en la medida de lo posible.

Dejar de fumar porros: principales beneficios

Superar una adicción no es un camino sencillo, pero trae incontables beneficios. En el caso de los porros, los efectos positivos llegan con relativa rapidez.

En primer lugar, dejar de fumar cannabis produce una activación tanto conductual como mental durante las primeras semanas, “despertando” así, nuestro sistema nervioso central. Además, una vez controlada la ansiedad que produce el síndrome de abstinencia, también notaremos una disminución de la ansiedad en general ya que, como hemos comentado anteriormente, fumar cannabis puede desencadenar crisis de pánico y trastornos de ansiedad a largo plazo.

Finalmente, en nuestro contexto social también observaremos numerosos beneficios tales como fortalecer vínculos más sanos, invertir más tiempo en actividades placenteras, poder prestar atención a nuestro entorno, etc.

¿Quieres saber cómo dejar de fumar porros sin ansiedad? Si este artículo te ha motivado pero necesitas más ayuda, no dudes en contactar con nosotros, te ofreceremos las herramientas que necesitas para tratar esta adicción.

[1] Gutiérrez-Rojas, L., Irala, J. D., & Martínez-González, M. A. (2006). Efectos del cannabis sobre la salud mental en jóvenes consumidores.

fromm

Author fromm

More posts by fromm

Leave a Reply

Te llamamos