Llámanos: 670479182 | Escríbenos
tipos de adicciones

Hoy en día, concebimos las adicciones como una enfermedad en la que la persona que la está sufriendo depende completamente de una sustancia o de un elemento externo. Dicha enfermedad puede llegar a tener unas consecuencias muy graves sobre la salud de los individuos. No solamente eso, sino que también afecta a la salud mental de todo el entorno social.

Por esta razón, los profesionales y expertos en adicciones ponen todo su empeño en conocer todos los tipos de adicciones. Esto se hace con el objetivo no solo de tratar, sino de prevenir que aparezca esta enfermedad.

¿Cuántos tipos de adicciones existen? ¿Cuáles son las más comunes? En Fromm Bienestar, nuestro centro de desintoxicación en Mairena del Aljarafe, daremos a conocer los tipos de adicciones más comunes y ofreceremos algunas herramientas para su prevención.

¿Cuáles son los principales tipos de adicciones?

Es importante tener en cuenta que el término adicción ha sido construido históricamente a través de lo que la sociedad y la comunidad de expertos observaba a través de elementos subjetivos, vivencias y relatos familiares. Por lo tanto, la adicción en sí no tiene una definición consensuada desde un punto de vista médico, psicológico y social. Sin embargo, podemos subrayar dos elementos básicos que caracterizan un proceso de adicción: la dependencia y la tolerancia. Definimos estos dos conceptos de la siguiente manera:

  • Dependencia: el deseo incontrolado de consumir alguna sustancia o de realizar alguna conducta adictiva.
  • Tolerancia: el fenómeno que se produce cuando, al consumir dicha sustancia o realizar una conducta, no se siente el mismo placer/efecto que la primera vez. Como consecuencia, se tiende a aumentar el consumo/conducta.

Otro elemento a tener en cuenta es el síndrome de abstinencia: un conjunto de síntomas relacionados con el malestar que aparecen cuando la persona con adicción no ha consumido la droga a la cual está adicta.

Ejemplos de adicciones

Una vez tenemos claros estos conceptos, podemos delimitar las dos grandes clasificaciones dentro de las adicciones: las adicciones químicas y aquellas que no dependen de sustancias. Años atrás, solamente se contemplaba la posibilidad de que una persona desarrollara una adicción a una sustancia química, por ejemplo: al tabaco, el alcohol, la cocaína, etc.

Sin embargo, con el paso del tiempo y la aparición de nuevos estímulos como las máquinas tragaperras o las nuevas tecnologías, la comunidad de expertos en adicciones ha acuñado una nueva clasificación: las adicciones conductuales o adicciones sin sustancias.

Tipos de adicciones químicas

Las adicciones químicas (o adicciones de ingestión) se caracterizan porque el elemento por el cual la persona siente dependencia es una droga, una sustancia externa a nuestro cuerpo que, una vez la ingerimos, nos produce algún tipo de efecto en el sistema nervioso. En estos casos, la intervención suele ser a través de una desintoxicación. Es decir, para dejar atrás una drogodependencia es fundamental que no existan trazas de droga en el organismo de la persona que presenta la adicción.

Ejemplos de adicciones químicas

Las principales adicciones a sustancias son las siguientes:

  • Alcoholismo o adicción al alcohol
  • Tabaquismo o adicción a la nicotina
  • Adicción a la cocaína
  • Adicción a la marihuana o al cannabis
  • Adicción a los psicofármacos
  • Adicción a los esteroides

Como podemos observar, existen tantos tipos de adicciones químicas como sustancias con potencial de dependencia. Esto presenta un gran problema para los centros especialistas en drogodependencias, puesto que cada año nos encontramos con nuevas sustancias y, por lo tanto, nuevas adicciones (por ejemplo, la llamativa droga caníbal o el pescao).

Principales tipos de adicciones sin substancias

Finalmente, en este artículo sobre los tipos de adicciones más comunes, vamos a dedicar un apartado a hablar de las adicciones conductuales. Este problema se caracteriza por ser una acción incontrolable y compulsiva que una persona realiza por necesidad. Es decir, la persona que presenta una adicción conductual necesita realizar una acción para experimentar la sensación asociada a dicha acción.

Los principales tipos de adicciones sin sustancias son los siguientes:

  • Ludopatía o adicción al juego
  • Adicción a las nuevas tecnologías
  • Adicción a la comida
  • Adicción al sexo
  • Compras compulsivas o adicción a las compras

En este caso, la línea entre un problema de adicción y la repetición de una acción porque disfrutamos con ella es muy fina. No obstante, la podemos trazar en el momento en el que una persona centra gran parte de su vida en esa conducta en concreto. Podemos verlo perfectamente ejemplificado en la ludopatía, donde una persona invierte tiempo y dinero en el juego hasta que este se torna un grave problema.

Centros de adicciones con tratamientos pioneros

Ya sean conductuales o drogodependencias, es fundamental tratar una adicción para poder superar este problema de una manera satisfactoria. Por esta razón, es altamente recomendable acudir a un centro de adicciones. Si resides en la zona de Sevilla o Mairena del Aljarafe, no dudes en contactar con nosotros para poder empezar de inmediato un proceso de rehabilitación.

Lara, P. T., & Takahashi, H. (1999). ¿ Qué es la adicción. Liberaddictus.

fromm

Author fromm

More posts by fromm

Leave a Reply

Te llamamos