Llámanos: 670479182 | Escríbenos

Adicción al sexo por internet – El perfil de un adicto al porno

Adicción al sexo por internet – El perfil de un adicto al porno

Las nuevas tecnologías están cambiando por completo nuestra manera de comunicarnos y relacionarnos. Este cambio ha favorecido la aparición de nuevos problemas a los que nos debemos enfrentar como, por ejemplo, la adicción al teléfono móvil, a las redes sociales y a consumir sexo a través de internet.

Definimos la adicción al sexo por internet como un problema en el que el individuo que la sufre es incapaz de controlar sus impulsos respecto al consumo de material erótico en la red. Las dos principales modalidades de adicción al sexo por internet son el cibersexo y la pornografía. Ambas pueden general un efecto de tolerancia y dependencia, por lo que una persona con adicción al sexo por internet puede presentar consecuencias graves sobre su salud mental.

Si quieres conocer cómo es el perfil de un adicto al porno, te recomendamos seguir leyendo este artículo de Fromm Bienestar, en él te resolveremos todas las dudas sobre la adicción al sexo por internet.

Adicción al sexo o hipersexualidad: síntomas y consecuencias

Con o sin la interacción de internet, consideramos la adicción al sexo como un tipo de adicción del comportamiento. Es decir, en este problema no intervienen ningún tipo de sustancias que “enganchen” al adicto, sino que la propia conducta es la que genera la dependencia.

Una característica bastante llamativa de la hipersexualidad o adicción al sexo es que el placer durante las relaciones sexuales disminuye debido al efecto de tolerancia y el malestar aumenta en los espacios de tiempo en el que no se mantiene contacto sexual, este último efecto se explica por el fenómeno de la dependencia.  Al igual que una persona con alcoholismo cada vez necesita beber más para sentirse bien, el adicto al sexo por internet necesita consumir más porno y/o cibersexo para poder aliviar el malestar.

Síntomas de la adicción al sexo por internet

Los principales síntomas de la adicción al sexo por internet son:

  • Uso continuado de internet para acceder a páginas pornográficas o para contactar con otras personas
  • Abandono de otras actividades placenteras
  • Problemas económicos debido a los gastos derivados de la adicción
  • Tensión y malestar si no se está consumiendo cibersexo o pornografía
  • Problemas en el círculo social de apoyo
  • Problemas de pareja y discusiones por el uso de internet para mantener contacto sexual

Además, en esta adicción podemos observar un efecto de escalada. Esto se produce cuando el adicto o adicta busca refuerzos cada vez más intensos. Por ejemplo: si el primer paso era ver vídeos pornográficos durante la masturbación, el adicto puede llegar a pasar cada vez más tiempo buscando y visualizando dicho contenido. Posteriormente, puede llegar a invertir dinero en esta actividad y, paulatinamente, escalar en la adicción produciéndose así un consumo masivo de pornografía. Cuando esto no es suficiente, suelen aparecer las webs de contactos, el cibersexo y el sexting.

¿Qué es la adicción al cibersexo?

Al ser de aparición reciente, las nuevas adicciones o adicciones tecnológicas no están reconocidas en la actualidad como un trastorno en ninguno de los manuales más conocidos por los expertos en adicciones. No obstante, esto no significa que no sea un problema muy presente en nuestra sociedad. Según las estadísticas proporcionadas por el propio Google a través de los motores de búsqueda de internet, las palabras más buscadas en internet están relacionadas con el sexo.

La adicción al porno y el cibersexo son dos caras de la misma moneda; en el caso del cibersexo suelen involucrarse otras personas, según la definición de Daneback et al. (2005) el cibersexo es un acto que se lleva a cabo cuando dos o más personas simpatizan en una conversación sexual en línea con el fin de obtener placer sexual y que puede incluir, o no, la masturbación.

cibersexo es un fenómeno con varios años de trayectoria, desde las primeras páginas de chats y las primeras videollamadas. No obstante, con el auge de las redes sociales, este fenómeno se ha ido diversificando y creando nuevos espacios donde las personas con perfiles más adictivos pueden terminar desarrollando un problema, ya no solo relacionado con la conducta, sino con el gran gasto económico que puede suponer.

Adicción al sexting

Uno de los tipos de cibersexo de más reciente aparición es el sexting, o lo que es lo mismo: el intercambio de mensajería de texto con connotaciones sexuales. Este tipo de comportamientos también están relacionados con el hábito de compartir fotografías íntimas, una práctica que conlleva muchos riesgos si no se conoce a la persona receptora de dichas imágenes.

Perfil de un adicto al porno

Cuando hablamos de un perfil del adicto al porno, solemos encontrarnos con una mayoría masculina, entre los 20 y los 40 años. Estas personas suelen presentar baja autoestima, alta introversión y bajas habilidades sociales. Todos estos rasgos terminan por generar un potente cóctel que puede catapultar al consumidor de porno hacia la adicción al sexo por internet.

¿Cómo puedo tratar la adicción al sexo por internet?

Del mismo modo que cuando se da una adicción con sustancia, es fundamental enfocar el tratamiento bajo la supervisión de un profesional. La terapia para dejar el cibersexo suele basarse en conocer aquellos factores que precipitan y mantienen al adicto enganchado a este hábito y poder gestionarlos con nuevas herramientas.

Lamentablemente, la adicción al sexo por internet es bastante resistente al tratamiento por lo que es esencial trazar unas líneas de intervención muy claras para evitar recaídas o abandonos en la terapia. Nuestro equipo de psicólogos expertos en adicciones te ofrece un tratamiento completo para poder llevar una vida autónoma e independiente del consumo de sexo por internet. De este modo, podrás desarrollas hábitos más adaptativos y disfrutar de la sexualidad sin malestar.

Bibliografía

Daneback, K., Cooper, Al., Mansson,S.-A. (2005). An Internet Study of Cybersex Participants. Archives of Sexual Behavior. 34, 321-328.

Sánchez Zaldívar, S., & Iruarrizaga Díez, I. (2009). Nuevas dimensiones, nuevas adicciones: la adicción al sexo en internet. Psychosocial Intervention18(3), 255-268.

fromm

Author fromm

More posts by fromm

Leave a Reply

Abrir chat

Te llamamos