Llámanos: 670479182 | Escríbenos

¿Cómo nos influyen los medios de comunicación?

By 17 abril, 2021Psicología
medios de comunicacion
Comparte:

En este artículo nos gustaría abordar un tema que invita a la reflexión con solo leer el título. Se trata de una realidad que no tiene un único punto de vista, y que calará hondo en especial en aquellas personas que cuenten con una mentalidad abierta. Estamos hablando de la influencia que ejercen sobre nosotros los medios de comunicación, tanto la prensa escrita, la televisión o la radio.

Habrás notado por ti mismo/a cómo la gran mayoría de las noticias que se nos muestran en los medios de comunicación son negativas. Aquí parece entremezclarse la pura necesidad informativa con la propia recreación en la tragedia. En muchas noticias nos hablan de dramas personales que afectan a unos cuantos, o incluso se muestran a ciudades o países enteros abocados a un futuro terrible. Parece lógico cuestionarse aquí dónde está el límite, y si elegir ese tipo de noticias cada día es informativo o hay algo más.

La pandemia: ¿necesitamos hablar de ella en los medios de comunicación todos los días?

Tomemos como ejemplo el caso de la actual pandemia que estamos viviendo. Parece claro que la población quiere y merece estar informada acerca de lo que está sucediendo, en especial en aquellos temas relacionados con la seguridad y la vacunación. Sin embargo, no podemos evitar hacernos una pregunta al respecto de todo esto: ¿es positivo para el ser humano que le recuerden a diario que la cosa va muy mal, cada vez peor y que no va a mejorar próximamente? En los medios de comunicación solo parece que existe este tema.

¿Por qué es tan importante la escucha activa?

Insistimos en que resulta necesario que el ciudadano esté informado de lo que acontece, en eso estamos de acuerdo, pero ¿acaso no ocurre nada bueno? ¿Todo lo que hay es crisis, muerte, accidentes o desolación futura? Es obvio que no. También existen avances tecnológicos, hay nacimientos, hay milagros de la naturaleza, hay esperanza y mucha vida más allá del padecimiento. La gran cuestión es: ¿por qué de eso apenas se habla? ¿Por qué queda relegado a un casi insignificante segundo plano?

Tenemos lo que pedimos

El aspecto más preocupante de todo este asunto es que la ley número uno del periodismo es informar de forma objetiva de lo que acontece. Sin embargo, también hay espacio para “ofrecer al público lo que este demanda”. En tal caso, quizá debamos plantearnos si es que nos gusta lo que vemos en los medios de comunicación. Si en el fondo nos consuela un desastre inminente de toda la población para acallar nuestra desidia interna, para hacerla más y más pequeña con relación a los grandes males del mundo. Si es que en el fondo nos atraen esos programas de cotilleos, que hablan sobre la ruinosa vida de los demás, que hacen la nuestra tan normal y hasta superior.

Al detenernos a analizar todo esto, da la sensación de que la sociedad se está haciendo cada vez más y más depresiva, y que los medios no ayudan para nada a que el enfermo mejore. Nos hemos “enganchado” a este tipo de información que ya nos parece de lo más normal, y que con rapidez asociamos a la realidad de las cosas, a lo único que hay. Al sumir esto, sin darnos cuenta se va creando en nuestra mente un concepto del mundo y de la realidad que, a su vez, termina influyendo en la manera en la que nos relacionamos con los demás.

¿Estamos perdiendo los valores?

El lado positivo de las cosas

Desde Fromm Bienestar nos gustaría romper una lanza en favor del optimismo. Aunque entendemos que es nuestro derecho el estar informados de lo que acontece, os animamos a buscar también noticias positivas y optimistas. Existir, existen, y sumergirnos en ellas nos puede dar la perspectiva que necesitamos para continuar nuestro camino. El optimismo es mucho más necesario de lo que podemos llegar a pensar.

Tampoco debemos perder nunca la mirada crítica hacia la realidad. Resulta muy importante darnos cuenta del contexto en el que suceden las cosas. No creernos a rajatabla todo lo que cuentan los medios de comunicación y tener nuestra propia opinión acerca de lo que ocurre puede sernos de gran ayuda.

La vida es algo más que pandemias, lluvias torrenciales o conflictos. También hay hueco para los rescates, los avances de la ciencia, las muestras de apoyo y de cariño, etc. En definitiva, hay espacio para la esperanza.

Comparte:
Inma

Author Inma

More posts by Inma

Leave a Reply

Abrir chat

Te llamamos