Llámanos: 670479182 | Escríbenos

¿Qué consecuencias tiene el bullying para los adolescentes?

By 8 marzo, 2021Adolescentes
bullying
Comparte:

El bullying o acoso escolar es una realidad muy frecuente en nuestros días. Tanto es así, que cada vez son más las visitas de los padres a los directores de los colegios para comunicarles que su hijo/a está sufriendo maltrato por parte de sus compañeros. Además, en muchas ocasiones, el acoso puede provocar que el joven caiga en una adicción.

A fin de entender el motivo de estas conductas debemos hablar de un asunto que ya hemos tratado en otros artículos. Nos referimos a la importancia de pertenecer a un grupo de iguales y la demostración de poder. Se da la paradoja de que esta es, en la mayoría de los casos, por medio de una víctima que suele mostrarse insegura y con dificultades para defenderse.

Cuando hablamos de bullying, a muchos se nos viene a la cabeza la imagen de un adolescente pegándole a otro, generalmente más pequeño o más débil. Sin embargo, este tipo de acoso implica muchas otras conductas que no conllevan la agresión física. Aquí incluiríamos el abuso verbal, el robo de material, el chantaje, las bromas continuadas, etc.

Consecuencias psicológicas del acoso escolar

¿Cómo es la víctima de bullying?

Por lo general son jóvenes con problemas de inseguridad y con la autoestima baja. Además, suelen mostrar dificultades para defenderse, sobre todo en las situaciones de violencia grupal. En esos momentos consideran que es mejor aguantar el tirón y no hacer nada, por miedo a represalias mayores.

No es de extrañar que hablemos de personas de un nivel intelectual elevado, tímidas y retraídas. Esto suele generar algunas envidias y risas en la persona o el grupo agresor, las cuales actúan a modo de desencadenantes del maltrato. Una vez más, vemos que lo diferente genera conflicto, y acaba siendo rechazado.

¿Qué es la autoestima y cómo se puede mejorar?

¿Cómo se vive este tipo de acoso?

El acoso escolar se experimenta con mucho sufrimiento. Cuando este tipo de violencia se prolonga durante largo tiempo, la persona acaba literalmente odiando ir al colegio.

Vamos a detallar algunas de las consecuencias más comunes del bullying en quienes lo viven:

Depresión: La melancolía, el abatimiento y la tristeza suelen ser síntomas muy habituales de que un joven lo está sufriendo. El niño o el adolescente no tiene ganas de ir a clase, se pasa el día llorando sin ser capaz de explicar a sus padres el motivo y puede acabar dejando de lado actividades que antes sí hacía. En casos graves, este malestar podría acarrear pensamientos suicidas, a veces, llegando a consumarse.

Ira reprimida. En la mayoría de estas situaciones, la persona considera que defenderse no resulta deseable. La violencia podría ser aún más, y el miedo a que esto suceda hace que la rabia y la frustración se apoderen de la víctima. En este caso, no es de extrañar que acaben apareciendo comportamientos autodestructivos y agresivos como forma de dar salida a toda esa ira. Autolesiones, violencia con otros miembros de la familia, rabia… son manifestaciones ante las que los padres deben estar atentos.

Miedo. Esta es quizá de las emociones más comunes en estos casos. La víctima de bullying tiene mucho temor de llegar al colegio. No sabe qué problemas se va a encontrar, y se asusta. Este miedo acaba generalizándose a otros contextos, y puede terminar estando presente incluso ante personas que no son una amenaza.

Culpa. Si la autoestima de quien sufre bullying ya era baja anteriormente, con el acoso disminuye aún más. La persona puede acabar creyendo erróneamente que de verdad merece todo ese castigo, que habrá hecho algo mal y que es lógico que los demás quieran hacerle daño.

Fracaso escolar. La última de las principales consecuencias es el fracaso en los estudios. La víctima de bullying acaba perdiendo el interés por su entorno y también por el instituto o el colegio. Le cuesta concentrarse y en el fondo considera que tratar de aprobar es un esfuerzo inútil y sin sentido. Lo que en realidad desea es quedarse en casa para no sufrir más.

Actuar a tiempo

Ante el acoso escolar resulta fundamental tomar medidas cuanto antes. Profesores, y educadores deben estar muy atentos ante la aparición de estos comportamientos violentos. En el caso de los padres, también tienen que trabajar la comunicación con sus hijos, y saber con rapidez si los cambios que perciben en ellos pueden estar relacionados con algún tipo de conducta abusiva.

El bullying es un comportamiento muy grave que hay que cortar de raíz, pues los daños pueden acabar siendo demoledores si existe permisividad al respecto. Y podemos ayudarte en Fromm Bienestar.

Comparte:
Inma

Author Inma

More posts by Inma

Leave a Reply

Abrir chat

Te llamamos